alt

“King Kong”

Sábado, 10 de enero de 2009, a las 18:00 h,
en el Centro Joaquín Ronc
al (Fundación CAI-ASC)

Sinopsis
Un equipo de cine zarpa a alta mar dispuesto a rodar una película. En una isla ignota, descubren la existencia de una civilización prehistórica y de una tribu ancestral que secuestra a la atractiva Ann, la actriz protagonista, para ofrecerla en sacrificio ritual a Kong, un gigantesco gorila que acabará enamorándose de la chica y defendiéndola del ataque de criaturas antidiluvianas antes de ser reducido por la expedición. Inmediatamente se decidirá transportar al asombroso simio a Nueva York, para ser exhibido públicamente. El contacto de King Kong con un mundo que no es el suyo y el amor que siente por Ann precipitarán trágicamente los acontecimientos.
 
Crítica
Interesante demostración de cine espectacular pero con una historia debajo de tantos efectos especiales y trucajes extravagantes, que sigue siendo la vieja parábola de la bella y la bestia. Aquí a la estrella femenina (Fay Wray) le ha tocado en suerte el galán más enorme de la historia de la cinematografía, presentado en los títulos como "la Octava Maravilla del Mundo". Es interesante remarcar el efecto que tiene el filme visto hoy en día, muy similar al que produce cualquiera de las fantasías mudas de Méliès, pero añadiendo sonido y una soberbia partitura musical de Max Steiner, que parece tomar al pie de la letra las teorías de Prokofiev sobre la musicalización del cine. Entre los trucos (estrella efectista del filme), hay que destacar la inteligente utlización de los muñecos animados cuadro por cuadro -la técnica parece haber avanzado bastante desde THE LOST WORLD (El Mundo Perdido-1925), especialmente con la embestida de un dinosaurio acorazado hacia la cámara o bien la pelea entre un tiranosaurio y Kong. Sin embargo, los trucos no se limitan a las coreografías de las luchas de animales prehistóricos sino a hacer uso del ingenio a la hora de mostrar la interacción entre dinosaurios y seres humanos o de explotar permanentemente los fondos de las escenas y, en general, todos los recovecos de la pantalla. En general, KING KONG ocupa su lugar en la historia del Cine y es de notar que hay una tendencia de los libros y los comentaristas de resaltar la frase dicha por Carl Denham (Robert Armstrong), que refuta al policía (George MacQuarrie) que afirma que el monstruo ha sido muerto por los aviones. "No, no fueron los aviones, sino la bella lo que mató a la bestia." En la primer media hora de película, Denham había insinuado ese razonamiento, cuando advierte al primer oficial de a bordo (Bruce Cabot, el galán de la película) que enamorarse de Ann Darrow (Wray) podía ser riesgoso para su seguridad. Cabot sufrirá en carne propia la búsqueda de Ann, cuando esta sea secuestrada por Kong, siendo su odisea comparable a la del gran simio cuando se libera en el medio de la civilización para infringir el caos en la ciudad. Un hombre que compite con un gorila por una mujer, es, en términos de belleza y amor, una temprana insinuación de la perpetua zoofilia que acompaña la Mitología del ser humano desde el comienzo. En ese sentido, la frase de Denham cobra un nuevo significado, que excede tal vez la intención de los realizadores, así como también la del económicamente extenuado público que en 1933 llenó las salas y convirtió la película en la salvación de la productora RKO de la bancarrota (y aún seguían los efectos de la famosa Crisis de Wall Street).        Cinefania.com

Ficha técnica
Dirección y producción: Merian C. Cooper, Ernest B. Schoedsack  •  Guión: Merian C. Cooper, James Ashmore Creelman, Ruth Rose, Edgar Wallace  •  Música: Max Steiner  •  Fotografía: Edward Linden, J. O. Taylor, Vernon L. Walker  •  Reparto: Fay Wray, Robert Armstrong, Bruce Cabot, Frank Reicher, Sam Hardy, Noble Johnson, Steve Clemente, James Flavin  •  Datos y cifras: País-Estados Unidos, Año-1933, Género-Aventuras, Duración-100 minutos
 
 
Curiosidades
Escena eliminada: Una primera versión de King Kong fue preestrenada en San Bernardino, California, en enero de 1933. En ese momento, había una escena que mostraba como la tripulación es devorada por una araña, un cangrejo, un lagarto y un pulpo (todos gigantes) tras caer del puente que derribó Kong. Esta escena provocó que algunos de los espectadores gritaran, abandonaran la sala de cine o sufrieran desmayos, por lo que Cooper decidió eliminarla.
Otros King Kong: Tuvo tal éxito la película que en ese mismo año ya apareció una secuela llamada El Hijo de King Kong. Más tarde, en 1976, el director de El Coloso en Llamas rodará otra versión de King Kong y en 2005 Peter Jackson hará una versión que al contrario de la anterior, estará ambientada en la misma época que la original.