• Lluvia de ideas                                                                                   

— El gag puede ser visual o hablado, sonoro, fuera de campo…
— Podéis usar uno o varios objetos cotidianos para crear ese gag
— O incluso recordar situaciones divertidas que hayáis vivido
— Hacer un pequeño guión con la idea más divertida

     • Probar delante de otras personas, y ver si funciona
     • Si no, pensar de nuevo muchas ideas para mejorarlo
     • Grabar y enseñar en la cámara a gente cercana, para ver si se ríen
     • Cuando funcione, grabar en el ordenador usando el MovieMaker
     • Proyectar el gag en público y ver su reacción
 

Algunos gags de la historia del cine