Un “gag” es un chiste que provoca comedia, y a su vez risa en algunos espectadores, carcajadas en otros o simplemente una leve sonrisa de complicidad.
Una sucesión de gags pueden formar un sketch (en la televisión por ejemplo) o escenas cómicas (en el cine).

  • Los gags pueden ser verbales, descritos a través de diálogos ingeniosos (como los escritor por directores como Billy Wilder y Blake Edwards) o visuales, donde una imagen vale más que mil palabras (Buster Keaton, Chaplin, Mr. Bean…).
  • Existen los gags repetitivos, donde el guionista o director presenta una situación repetida a lo largo de la película, pero con ligeras variaciones. Estos gags son muy agradecidos por el espectador, ya que cuando los descubre cada vez que vuelven a aparecer le resulta sumamente divertido.
  • También están los gags fuera de campo, mientras vemos en primer termino una escena con un “diálogo serio” vemos algo divertido por detrás.
Los gags pueden ser absurdos, inteligentes, o simplemente presentan situaciones cotidianas (caídas, golpes, …) pero llevadas al extremo.
Los dibujos animados también están plagados de gags, golpes, donde los personajes sufren todo tipo de golpes y caídas, y sino díganselo al Coyote, muy posiblemente el cartoon peor parado de la historia.
La comedia a través de sus gags y escenas delirantes ofrece una mirada crítica sobre nuestra sociedad, en algunos momentos ridiculizándola, llevándola incluso hasta lo absurdo.
Pero una sucesión de gags o chistes sueltos, no son una comedia en si mismos, se tienen que sustentar un guión sólido, en ocasiones irónico, donde se aborda la realidad desde un punto de vista divertido y en ocasiones surrealista.

Algunos nombres importantes de la comedia
La primera película de humor se tituló “El regador regado”, tras ella vendrían sucesivas películas de humor visual, ya que en los primeros años el cine era mudo, y el único gag posible era este.
De esos primeros años destacan Buster Keaton, Charles Chaplin, Harold Lloyd y El Gordo y el Flaco.
Cuando llega el sonoro, allá por los años 30, muchos actores cómicos se quedan sin trabajo, pero hacen su aparición otros como los hermanos Marx, reyes indiscutibles del humor durante algo más de dos décadas.
Otros clásicos son Billy Wilder (“Con faldas y a lo loco”, “Primera Plana”…) y Blake Edwards (“El Guateque”, “La Pantera Rosa”…)
En la actualidad los gags y la comedia son muy diversos, pero sobretodo está muy presente la parodia de películas serias, como ocurre en la saga de “Scary Movie”).
Según algunos estamos en un tiempo donde los mejores gags quizás ya hayan sido contados, pero todo es cuestión de ponerse a pensar, coger una cámara y porque no, grabar una caída o un trompazo que resulte divertido. Pero siempre con precaución.
La comedia desde luego no está muerta, y sino díganselo a Groucho Marx, donde en su lápida está escrita la célebre frase “perdone señora, que no me levante”.
Frase que no solo es un gag en si misma, sino una leyenda urbana, quién sino el propio Groucho tendría una cosa semejante.

“SOPA DE GANSO”      Grabación de gags      “EL GUATEQUE”